Cuidando codos y talones - Medicina y Belleza
¿Cómo hacer una buena limpieza de rostro?
21/10/2018
Consejos para proteger la piel del Sol durante el verano
07/11/2018

Cuidando codos y talones

A veces, dedicamos muchas horas al día a cuidado de la belleza y la salud de la cara. También tendemos a hacerlo con la piel del cuerpo. Pero, independientemente de lo que hagamos en nuestra rutina diaria, hay zonas del cuerpo que igualmente pueden verse fuertemente afectadas y que son difíciles de cuidar. Nos estamos refiriendo a los codos y los talones. Y, a continuación, te vamos a dar algunos tips y consejos a tener en cuenta para que puedas tenerlos suaves y claros siempre, sin lastimaduras que duelan o molesten.

¿Por qué se dañan?

Lo primero que tenemos que saber es que en los codos y en los talones es en donde se encuentra la piel más gruesa del cuerpo. Esto es así porque se trata de zonas que están constantemente en contacto con las superficies y que sostienen en gran medida nuestro peso, especialmente en el caso de los talones. Al apoyar los codos, al colocarnos zapatos, al caminar, todo el tiempo estamos ejerciendo presión sobre esas partes del cuerpo, por lo que es importante cuidarlas.

En muchos casos, los daños en estas partes del cuerpo se deben fundamentalmente al clima. El clima es el que puede generar que se agrieten o se lastimen. Además, se trata de zonas que tienden a perder la humedad de la piel con mayor facilidad que otras partes del cuerpo. Pero, también, es frecuente que se oscurezcan como consecuencia de la actividad diaria que ejercemos con ellas.

Hidratar

La hidratación es clave para estas partes del cuerpo y la piel. Esto es así porque se trata del modo en que vamos a preservar la humedad que la piel necesita para mantenerse elástica y no dañarse con el movimiento del cuerpo y con la actividad diaria.

La hidratación se recomienda todos los días. Dentro de lo posible, es mejor hacerlo dos veces al día, a la mañana y a la noche. Pero, si esto no es una posibilidad, es mejor que sea a la noche, ya que nuestro cuerpo está en reposo y las células pueden actuar de mejor manera, sin tener que ocuparse de otras cosas. A la vez, es cuando mejores serán los efectos porque no estamos expuestos a factores externos que puedan dañarnos.

Por otro lado, hay ingredientes que no refieren exactamente a cremas hidratantes, pero que pueden ser excelentes para reparar los codos y los talones. Uno de ellos es la vaselina. Esta es ideal para proteger la piel y para devolverle la vitalidad y suavidad que ha perdido. También se puede acudir a cremas caseras de exfoliación, para mantener las zonas ásperas con la suavidad que queremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos para ayudarte!