¿Cómo proteger el pelo del Sol? - Medicina y Belleza
Consejos para proteger la piel del Sol durante el verano
07/11/2018
Cuidando las manos
21/11/2018

¿Cómo proteger el pelo del Sol?

Cuando los días de calor llegan, cuando empezamos a planificar las vacaciones o cuando simplemente empezamos a pasar más tiempo al aire libre en las ciudades como consecuencia de los días lindos, de sobra escuchamos lo importante que es cuidar la piel de la exposición a la radiación solar. Insistimos constantemente en esto, debido a las consecuencias de alto riesgo que no cuidarse puede tener para nuestra salud.

Sin embargo, en esta idea de protegerse del Sol, hay una parte de nosotros que tiende a quedar fuera de la rutina de cuidados. Nos estamos refiriendo al pelo. Y es que el pelo, distinto a lo que podría pensarse, no es un agente que pasa como si nada por debajo del Sol. Frecuentemente las personas ven dañado su cabello por el Sol. Por eso, para que esto no te suceda, vamos a ver algunos consejos y formas de cuidar adecuadamente el pelo del Sol.

Pelo lindo y sano: ¡cuidémoslo del Sol!

¿Por qué es importante cuidarlo? Es una de las preguntas que debemos hacernos y cuya respuesta frecuentemente no conocemos. Hay muchos factores que debilitan y maltratan el cabello, especialmente durante el verano: el calor, el Sol, la sal y el cloro.

En el caso de la sal, nos referimos a la sal del agua de mar, es decir, a la que tiene contacto con nuestra piel cuando estamos en la playa. Pero, si no lo estamos, los otros factores también pueden dañar nuestro cabello. Al igual que sucede con la piel, el calor lo deshidrata. Por su parte, los rayos UV del Sol lo debilitan y pueden llegar a generar una modificación en su color natural. Y, además, el cloro lo reseca y lo puede tornar quebradizo.

Para evitar que todo esto pueda llegar a suceder, vamos a darte unos consejos acerca de las mejores maneras de cuidar tu pelo del Sol.

#1. Usar sombrero

Debido a que funciona como una suerte de pantalla que aísla el pelo del Sol, el sombrero es uno de los mejores aliados durante el verano. Si bien la gorra también puede ser una opción, es mucha mayor la cobertura que puede llegar a brindarnos el sombrero. Además, es preferible que no sea demasiado calado, ya que esos dejan pasar el Sol.

#2. Protección solar

Pensémoslo de la siguiente manera: si cuidamos nuestra piel de los rayos UVB del Sol, ¿por qué no vamos a hacer lo mismo con nuestro cabello, que se encuentra constantemente expuesto al mismo? Claramente no estamos diciendo que tengamos que colocarnos protector solar similar al de la piel en el pelo, eso no. Pero sí, hoy en día, podemos acceder a diversidad de protectores solares capilares. Estos, son de vital importancia especialmente para los cabellos teñidos o para los que tienen algún tipo de tratamiento.

#3. No usar productos agresivos

Otra buena manera de proteger nuestro pelo del Sol, es cuidando los productos que usamos para lavarlo. En este sentido, si sabemos que el pelo ya está sufriendo con la exposición al Sol y a otros factores del verano que también lo afectan, es importante que nosotros no le agreguemos algo doloroso, como puede ser un producto nocivo o de gran potencia.

Una buena alternativa a la que podemos acceder hoy en día, en este sentido, está en los shampoo que sirven para el pelo y el cuerpo. Esto es así porque de por sí son shampoo que están especialmente preparados para poder aplicarse sobre zonas sensibles. Si se puede colocar en zonas sensibles del cuerpo, no va a ser malo para la salud del cabello.

#4. Usar aftersun

Especialmente durante los meses de verano, es fundamental que luego de exponernos al Sol usemos un aftersun. Así como lo aplicamos necesariamente sobre nuestra piel luego de estar todo el día expuestos, debemos hacer lo mismo con el pelo. Los aftersun están pensados especialmente para renovar los nutrientes que el cabello ha perdido a lo largo del día como consecuencia de su exposición al Sol y a otros factores externos dañinos.

#5. Evitar el secador

En general, los tratamientos que necesitan de mantenimiento con el secador de pelo, se recomiendan durante los meses de otoño e invierno. Cuando llegan los días de calor, el secador puede ser muy nocivo para la estructura del cabello. Por eso, en esa época, es mejor aprovechar el buen clima y acudir a formas naturales de secado. Vamos a ver que, durante los meses de más calor, el secado del cabello va a ser prácticamente inmediato de forma natural, sin necesidad de maltratarlo con más calor localizado.

#6. Usar un aceite solar

Hay aceites solares que podemos conseguir fácilmente en cualquier farmacia y que son ideales para aplicar una vez por semana. Debido a que, justamente, se trata de aceites, lo mejor es usarlos durante la noche, para dejarlo reposar y actuar correctamente. Si lo hacemos, no sólo vamos a poder recuperar muchos de los nutrientes perdidos durante el paso de los días, sino que además vamos a poder encontrar un cabello mucho más fuerte y resistente al Sol para el día siguiente a la mañana.

#7. Gel aislante

Sabemos que el cloro, debido a que tiene lavandina, puede cambiar el color de nuestro cabello. En el caso especialmente de los pelos rubios o teñidos, podemos incluso encontrarnos con un tono verdoso que no es elegido por la persona, sino que es consecuencia de la exposición al cloro. Una buena manera de prevenir que esto suceda, es aplicando un gel aislante. Estos se consiguen en las farmacias y lo que hacen es formar una película sobre el pelo, evitando de esa manera que se puedan generar daños.

#8. Evitar el exceso de alcohol

Sabemos que es muy fácil acceder a distintas cremas y lociones para el pelo que están repletas de alcohol. Si bien en otros momentos esto puede ser útil por recomendación profesional, durante los meses de verano puede resecar y generar caída en exceso del cabello. Por eso, durante los meses de más calor del año es muy importante mantenerse lo más lejos que se pueda de las cremas con mucho alcohol.

Productos naturales para cuidar el pelo del Sol

Ya vimos todo lo que tenemos que evitar y distintas formas de cuidar el pelo del sol. Ahora, vamos a ver algunos productos naturales que pueden realmente ser de gran ayuda, tanto para evitar los daños como para, eventualmente, repararlos. ¡Veamos algunas opciones!

Aceite de almendras

En demasía hemos escuchado desde hace algún tiempo los beneficios del aceite de almendras para el cuerpo, la salud y la piel. Claramente, algo tan bueno también puede serlo para el pelo.

Uno de los beneficios del aceite de almendras en el pelo es que ayuda a evitar que éste se queme. Además, le devuelve la suavidad y el brillo en todo momento. Otra de sus ventajas es que, pese a ser un aceite, no deja una sensación grasosa ni en el pelo ni en las manos y tiene un rico y suave aroma.

Aceite de oliva

De súper alimento a protector del pelo, todo eso es el aceite de oliva. Este, es especialmente ideal para poder proteger al pelo del daño del sol. Para poder usarlo correctamente, lo mejor es hacer una suerte de mascarilla, que puede armarse mezclando aceite de oliva y yogur natural. Sólo se mezcla hasta conseguir una pasta homogénea, que se coloca en el pelo y se deja actuar por aproximadamente unos 20 minutos. Los resultados son espectaculares.

Mascarillas naturales

También podés consultar con tu peluquero o esteticista acerca de distintas mascarillas naturales que se puedan llegar a preparar para la protección y la renovación del pelo. Vas a ver que las opciones son múltiples y de gran eficacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos para ayudarte!